Lipica

Lipica es un pequeño asentamiento dedicado a la cria y doma de caballos en la meseta de Sezana. Este pequeño pueblo rural ha ganado renombre internacional por la cria de los caballos Lipizzaner, nombrados asi en honor a su pueblo natal Lipica. La cria de los caballos Lipizzaner se desarrollo intensivamente a partir de 1580, cuando el Archiduque Carlos de los Habsburgos, compro los terruños del obispo de Trieste. La raza de Lipizzaner es una raza autoctona derivada de el llamado caballo Karstico y refinada con la cruza selectiva con caballos Españoles, Napolitanos y Arabes. Con esta cruza se buscaba obtener un caballo rapido y facil de entrenar, que pudiera satisfacer las necesidades de la corte, la milicia y la Escuela Española de Equitacion. Las condiciones del relieve karstico, abundante en pedregales y con un viento frio que sopla incesantemente, proporcionaban el medio adecuado para desarrollar una raza de caballos fuerte y resistenete al agotamiento. Los sementales son de un color oscuro y con el tiempo, llegando a la madurez cambian su pelaje al color blanco que los caracteriza.

El criadero de caballos se encuentra abierto a los visitantes y se hacen funciones programadas con los caballos especialmente durante la epoca estival.

Lipica

« Back to map